10/10/11

MUJER


Hace poco fue mi cumple y ligué de regalo de una amiga, un libro de la genial escritora, novelista y periodista brasileña Clarice Lispector (1920-1977).  
La verdad, es fantástica, Clarice Lispector tuvo una vida muy interesante y glamorosa, vivió en varios países, y dado que se casó con un diplomático, estuvo rodeada de gente de la moda, del arte y de las elites de diversas sociedades europeas y americanas. 



Gran observadora y detallista, en una de sus vueltas a Brasil, y una vez consagrada como escritora, es convocada a escribir una columna en un diario, y lo hace bajo el seudónimo Tereza Quadros. En esta columna, con suma proximidad y amistoso trato publica narraciones y textos en los cuales, por medio de inofensivos "dialogos" disfrazados de recetas, secretos y consejos útiles sobre comida, ropa y cosmética instigaba a la mujer a reflexionar sobre las dos realidades sobre las que se estructura la sociedad: el mundo de la simulación y la verdadera naturaleza de las cosas.

Es absolutamente genial la vigencia que tienen sus consejos y observaciones, por eso es que les transcribo algunos temas de algunos de sus textos, por que siento que, a como van las cosas hoy en día, hay muchos hábitos relativos a la femineidad que es preciso revalorizar, recuperar, destacar. 

El deber de la coquetería

"Algunas mujeres, afortunadamente pocas, relegan la coquetería a un plano secundario, explican ese desinterés como ¨superioridad intelectual¨. Nada más falso. A pesar de la evolución de las ciencias y de las artes, el hombre sigue siendo el mismo, y el principal atractivo que encuentra en la mujer es su apariencia física".

En esta columna que escribió el 23 de diciembre de 1959, llama a reflexionar a las que se casan y abandonan su aspecto, esto lo considera un error garrafal, dice que el hombre es voluble, y que generalmente son pocos los hombres que en verdad envejecen descubriendo realmente lo que quieren de una mujer. Lo que sí saben es que la quieren linda y renovada, de ser posible. Nos insta a la seducción diaria y constante y dice "¡ya lo se, amiga mía! Es cansador y un poco tonto, pero ¿qué le vamos a hacer?"

Dice esto que me pareció genial: que si nuestros novios/maridos nos ven desarregladas, de pantuflas y despeinadas todo el tiempo, se van olvidando de la imagen que los atrajo al principio cuando estábamos siempre arregladitas y perfumadas..."empezará a preguntarse qué hay de ti de interesante, después de todo...¡Y la respuesta es peligrosa, querida! Por un lado la calle está repleta de mujeres bonitas, más bonitas por que tienen el atractivo de lo desconocido y de lo prohibido" y que ningún hombre ante esas mujeres que ve por la calle, tiene la imaginación suficiente como para ver, en esas caras de muñecas, la misma imagen que vio en nosotras de pantuflas y despeinadas en casa.

"La mujer, al arreglarse, cumple un deber; practica un arte, un arte delicado, que es realmente, hasta cierto punto, la más encantadora de las artes" 
                                                                                         --E. Renan

Manías que afean

"Hay muchas, y muchas son también las mujeres que las cultivan, sin pensar que con ello se perjudican". 
Enumera 3 manías. Una, la de estar siempre comiendo algo, lo considera muy poco elegante, y que no conforme esto, trae gordura como consecuencia. Dos, esta la ve especialmente perjudicial, y es la de hablar alto, reír alto, y olvidar a quien está al lado nuestro para dirigirnos al público circundante. Este show genera vergüenza y pensamientos poquísimo agradables acerca de "la parlanchina". Y por último, el desagradable defecto de ser víctimas, o sea de quejarnos de cualquier cosa, de los hijos, del marido, de los parientes, del aire que respiramos, del calor, del frío, de todo.
"Por favor, amigas mías, ¡libraos de estas manías lo más pronto posible! Controlad el vicio de las golosinas, la vanidad de llamar la atención y el deseo de  atraer la piedad ajena. Después de todo, la piedad es un sentimiento que humilla a quien se dirige".



Discreción

"Naturalmente sabes que llamar la atención no es elegante y da siempre muy mala impresión de una mujer. Sea por la ropa escandalosa, por el peinado exótico, por el andar, por los modales, por la risotada grosera, sea como sea la mujer que llama la atención sobre su persona, el único premio que merece es el de la vulgaridad.

La mujer inteligente busca, por lo tanto, la discreción como regla básica de toda su vida. Discreción en el vestir, al maquillarse, en los gestos, en la voz e incluso en las opiniones."

4/10/1960


Lo que no gusta a los hombres

"Si un hombre elogia un peinado nuestro, un vestido, un tono de esmalte, es porque ese detalle realmente nos ha embellecido, porque de una cosa podemos estar seguras: en eso los hombres son sinceros, no hay despecho ni ¨veneno¨ en sus elogios".

Propone una lista con las cosas que  "los hombres detestan:
1) un vestido muy ceñido 2) pintura excesiva, especialmente en los ojos 3) modas sofisticadas y complicadas 4) tacos muy altos 5) pintalabios exagerado que dibuja una boca nueva y extraña 6) medias con la costura torcida 7) exceso de joyas 8) escote exagerado 9) chicas demasiado desenvueltas 10) mujeres sabelotodo.

Si dudáis de estas conclusiones haced con vuestros maridos y hermanos una investigación particular: Os sorprenderá ver cómo, en estos casos, están de acuerdo todos los hombres"

7/10/1960
                            ¡No Mariah!

La verdadera elegancia

"Alguien dijo que la verdadera elegancia ni siquiera se nota. Pero que hay que convenir que la elegancia no se mide por lo mucho que se llama la atención. De hecho, muchas mujeres piensan que que cuantas más joyas se pongan más bellas estarán. No saber parar de adornarse es como no saber parar de comer. Pero en la elegancia la indigestión es de los ojos.
No uses ropa incómoda. Por más bonita que esa, un rato después perjudicará la gracias de los gestos, la naturalidad, y dará un aire de ¨endomingado¨a quien la lleve. De qué sirve llevar un vestido bonito, si te pasas el rato tirando de la falda o enderezando el cuello o colocando bien el cinturón o alisando las arrugas, o, o, o etc. Una de las mejores maneras de llevar un vestido es, después ponérselo, olvidarse de él".


Una mujer informada

Una ¨mujer informada¨ no es como algunas quieren hacer creer, y muchos hombres listos insisten en decirles, una mujer sin escrúpulos y sin prejuicios, puesto que , viviendo en una sociedad todos tenemos que seguir las leyes de esa sociedad, tanto si nos parecen correctas como equivocadas. Os digo que ¨informada¨es la mujer que se instruye, que procura seguir el ritmo de la vida actual, siendo útil en su campo de acción, que se hace respetar por su amor propio, que es compañera del hombre y no su esclava, que es madre y educadora y no una muñeca mimada que cría a otros muñequitos mimados.
El hecho de que una mujer sea libre no implica que deba liberarse de las ataduras de la moral y del pudor, que son, después de todo embellecedores de la mujer y, por lo tanto, indispensables a su personalidad".

Me quedo pensando en cómo han cambiado las cosas hoy en día, la mujer ha logrado una gran liberación, positiva en muchos aspectos, y negativa en otros. La mujer no tiene que avasallar, la mujer tiene que dejar espacio a la conquista, veo a muchas mujeres que han traspasado la línea de la liberación, volviéndose atropelladoras de voluntades, dejando de lado la ternura e impidiendo que el hombre pueda (o incluso desee) descubrir su maravillosa esencia de mujer . Pienso que debería ponerse de moda recuperar el pudor, la discreción, la elegancia y esa ternura que nos hace, por ejemplo, ser el corazón de una familia.

(el video no pega mucho, pero es tan romántica la letra...)

Ser feliz...para ser bonita

"La gente que se complace en el sufrimiento, a la que le gusta sentirse infeliz y hacer infelices a los otros, nunca podrá enorgullecerse de su belleza. El malhumor, el sentimiento de frustración, la amargura, marcan la fisonomía, apagan el brillo de los ojos...[]. Por eso la mujer que cultiva la belleza, debe esforzarse por ser feliz. La felicidad es un estado del alma, es una atmósfera interior, no depende de hechos o de circunstancias externas.

Claro que la falta de dinero, si la salud se tambalea, si el amor nos pone alguna trampa, tu deseo de reír sera poco. Pero combate la depresión. Cultiva
el buen humor. Esfuérzate en ser alegre. Aparta los sentimientos mezquinos que provocan el despecho, la envida, el sentimiento de fracaso, que son el origen de la infelicidad. Adopta una filosofía optimista, edúcate para ser feliz. Lo conseguirás. Y verás el milagro en tu propio rostro, en los ojos que adquirirán brillo y vivacidad en la boca que perderá el rictus amargo y tendrá un aspecto joven, en la piel otra vez clara y suave

Con el estado de felicidad íntima regresa la juventud, la belleza reaparece. ¡Sé feliz si quieres ser bonita!"-

26/2/10


Espero que les divierta y les sirva. El libro se llama Correo Femenino.
Cariños,
C.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta tu blog, y todo lo que escribiste.
Difiero en algunos puntos de vista, debido a que actualmente las mujeres nos liberamos de las ataduras de la tradición.
No todas las mujeres nacimos para gustar o tratar de gustar a los hombres, no queremos, a veces.
Personalmente yo pienso que el hombre puede estar o no, en el plan de la vida.
Lo importante es enfocarse en uno mismo, en lo que uno quiere y entiende por belleza.
Pienso que las mujeres estamos educadas tradicionalmente para gustar a los hombres, cuando crecés te das cuenta de que algunos pueden ser bastante básicos.
El razonamiento es, antes se miraba al hombre como un trofeo al que había que conquistar por cuestión de supervivencia. Pero eso ya pasó.
Ahora el reto o desafío es ser nuestro propio trofeo.
Lo más importante es sentirnos bellas, plenas y felices para nosotras mismas, y eso aunque no parezca es un trabajo arduo y tan difícil, como gratificante.

Anónimo dijo...

Es lamentable este post. Si todo tu interés desaparece cuando estás en pantuflas y desarreglada, sos bastante poca cosa somo mujer y como persona.
Lamentable.

Anónimo dijo...

COincido con lo de lamentable... Chicas, hasta va contra nuestra legislación sobre derechos de las mujeres!!
Es la perfecta cristalización de la violencia simbólica... Imagínense lo naturalizada que está que hubo que escribir una ley para que la sociedad entera se diera cuénta del daño que hacen este tipo de cosas.

Ley 26.485:
ARTICULO 5º — Tipos. Quedan especialmente comprendidos en la definición del artículo precedente, los siguientes tipos de violencia contra la mujer:
1.- Física: La que se emplea contra el cuerpo de la mujer produciendo dolor, daño o riesgo de producirlo y cualquier otra forma de maltrato agresión que afecte su integridad física.
2.- Psicológica: La que causa daño emocional y disminución de la autoestima o perjudica y perturba el pleno desarrollo personal o que busca degradar o controlar sus acciones, comportamientos, creencias y decisiones, mediante amenaza, acoso, hostigamiento, restricción, humillación, deshonra, descrédito, manipulación aislamiento. Incluye también la culpabilización, vigilancia constante, exigencia de obediencia sumisión, coerción verbal, persecución, insulto, indiferencia, abandono, celos excesivos, chantaje, ridiculización, explotación y limitación del derecho de circulación o cualquier otro medio que cause perjuicio a su salud psicológica y a la autodeterminación.
3.- Sexual: Cualquier acción que implique la vulneración en todas sus formas, con o sin acceso genital, del derecho de la mujer de decidir voluntariamente acerca de su vida sexual o reproductiva a través de amenazas, coerción, uso de la fuerza o intimidación, incluyendo la violación dentro del matrimonio o de otras relaciones vinculares o de parentesco, exista o no convivencia, así como la prostitución forzada, explotación, esclavitud, acoso, abuso sexual y trata de mujeres.
4.- Económica y patrimonial: La que se dirige a ocasionar un menoscabo en los recursos económicos o patrimoniales de la mujer, a través de:
a) La perturbación de la posesión, tenencia o propiedad de sus bienes;
b) La pérdida, sustracción, destrucción, retención o distracción indebida de objetos, instrumentos de trabajo, documentos personales, bienes, valores y derechos patrimoniales;
c) La limitación de los recursos económicos destinados a satisfacer sus necesidades o privación de los medios indispensables para vivir una vida digna;
d) La limitación o control de sus ingresos, así como la percepción de un salario menor por igual tarea, dentro de un mismo lugar de trabajo.
5.- Simbólica: La que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad.

(sigue abajo)

CASIOPEA B.A. dijo...

jajaa hago un post sobre lo lindo de ser femenina chicas, después no pregunten por que están más solas que el 1!
Nada tiene que ver con los derechos y deberes de la mujer. La mujer no debe perder su coquetería, su ternura, su pudor, la mujer se tiene que hacer respetar, no se le puede estar tirando encima a los hombres como una desesperada, eso es lo que quiero transmitir. Hay que dejarle el espacio al hombre de ser hombre y que él tenga el deseo de venir a conquistar. Ni más ni menos.
Pero bueno, a buen entendedor, pocas palabras...

CASIOPEA B.A. dijo...

aparte juéguensela y dejen sus nombres ANÓNIMAS. Con la transcripción de la Ley casi me quedo dormida.

Leo dijo...

Es muy loco encontrarse con que entre los DEBERES de la mujer ("LA mujer", así, en general, como un colectivo abarcable al momento de asignarle deberes) están el no perder su coquetería, su pudor ni su ternura.

Es muy extraño creer que si veo a mi compañera, el amor de mi vida, "desarreglada", despeinada y en pantuflas me va a gustar/atraer un ápice menos que en otro momento. Lo que me vuelve loco de amor de mi compañera es ELLA (su PERSONA), y ELLA bien podría arreglarse o no, usar pantuflas o zapatillas o zapatos o nada, etc. Yo, como hombre, no preciso una muñeca Barbie (muy mal de mí hablaría como hombre si pretendiera de una mujer el envase), sino que AMO aquello que hace que mi compañera de vida sea lo que es: su inmejorable sentido del humor, su increíble inteligencia, su capacidad de ser dura y de ser sensible ("endurecerse sí, pero sin perder la ternura jamás", decía uno que andaba por ahí), su compañía mientras caminamos juntos, hombro con hombro, construyendo un camino en común que acompaña nuestros caminos individuales. Yo estaba enamorado de ella antes aún de verla, y no es una figura retórica. Yo amo su persona, no su adecuación o no a los cánones que se le impone a la mujer desde las revistas o el programa de TV de moda, que roza lo obsceno (desde la obscenidad del hecho de imponerle a alguien deber ser y aparentar de cierta forma o resignarse a la invisibilidad, a ESA obscenidad me refiero).

Por otra parte, la idea de que la calle es una especie de jungla por donde andan competidoras que pueden quitarle a una su hombre, me parece que en cierto punto tiene una virtud: es equitativa. Es decir: es denigrante tanto para la mujer como para el hombre.

Las frases que se parecen a "La mujer, al arreglarse, cumple un deber..." me resultan un tanto extrañas. ¿Estaban descompuestas antes? ¿Funcionaban mal? ¿Tenían algún desperfecto y por eso precisaban arreglo y es por eso que deben "arreglarse"?
A mí, estimada C., déjeme una mujer que no se conforma con lo que le DICEN que debe ser/parecer. Déjeme, toda la vida, las mujeres más desarregladas, las que gastan sus zapatillas y lompas, las que no se esclavizan en un culto a la apariencia según le dictan "normas" que salen de uno ya sabe dónde, las que cultivan personalidad genuina, humor, inteligencia y respeto por ellas mismas (y por consiguiente, respeto al prójimo), déjeme a mí todos los malos ejemplos, las que Ud. mandaría a dirección por presentarse con el delantal sucio y las crenchas engrasadas. Yo le regalo a quien quiera todas las nenas obedientes, las cómplices de la perpetuación de un sistema violento. Todas las modelitos arregladas, las que sacrifican sus tendones en aras del taco alto, todas esas se las regalo. En serio le digo.
Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

Y bueno... dormite! En la ignorancia, mientras el resto de las mujeres tratamos de hacer algo más con nuestra vida que "estar coquetas" para que un hombre "nos acopañe".
No sé a qué te referís con "más solas que el 1". Acá no hay nadie sola, hasta el uno puede ser "un millón"...
Sola estarás vos por dentro, sola te sentirás sin un hombre al lado, sola preferirás estar en pantuflas, sin levnatar la voz si un hombre no te autoriza y "media" entre vos y el mundo.
E ignorante... No hay que hacer un master para verse linda, gustarse y "tener hombre". Pero sí lo podés hacer en mil cosas... para ser feliz!
Cada una sabe por dónde pasa su felicidad, la mía, 1ro por no agredir. Qué es eso tan grasa de "por algo estarán solas"?!! Parecés tu abuela! EN realidad todo el post parece de tu abuela...
Que seguro vivió entre cacerolas, cremas y coquetería comprada por tu abuelo...
Triste!
Que seas muy feliz, aun con tu pobreza de espíritu, con tu soledad, sobre todo cuando estés despeinada, en pantuflas...y Dios no permita! Gorda!!!

Julieta.

Anónimo dijo...

Ay, pero qué bestia sos!!!
Además, vaga...y después te mandás un "a buen entendedor..."
Cuando vos ni entendés y ni siquiera te tomás la molestia de leer!
A ver, te lo pongo cortito a ver si para leer estos 8 renglones te da la neurona!!!

5.- Violencia Simbólica: La que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad.

No te parece que tu post transmite "patrones estereotipados" (claro que deberías saber qué son para entender... "valores, íconos o signos que reproducen y transmiten dominación y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad"?
Si no lo ves, no entendés nada... Tan "naturalizado" tenés tu rol de subordinada y coqueta!
Y derechito al INADI!! Hay cursitos que podés hacer, los hacen con dibujitos y todo... y podés ir coqueta, te van a dejar entrar!!
De cuarta, chicas...
Please, hagan algo por su cerebro además de la pilchita!!

Guada.

Majito dijo...

Diria Cohelo: el maestro no llega, hasta que el alumno no esta preparado para escucharlo...
y claramente es asi. cuando lei tus zonas erroneas (un libro bastante viejo) lo rechace de hecho... no podía leerlo... al igual que mujeres que aman demasiado...
cuando llegue a este (q era parte tambien de mi terapia), no podia creer que ser feliz y estar en paz conmigo misma (ya que manteniamos una pelea mi cuerpo, el espejo y mi mente) eran parte de ser feliz y era NECESARIO para serlo... raro,no? creo q si lo hubiera leido antes, o no le hubiera dado importancia o lo tiraba contra la pared y hubiera dicho q esta autora esta loca...
Hoy, despues de un tiempo, aprendi muchas cosas... muchos libros me ayudaron, este fue uno de esos... y en este post haces un resumen preciso, sin irte por las ramas... sin estridencias, pero si, lleno de verdades...
verdades que muchas sentirán dolorosas y por eso rechazaran (seria como mirarse en el mismo espejo), que otras pretenderan seguir ignorando aunque saben que es verdad, o a la que otras dejaran pasar o lo dejaran ·para mas adelante*...
el humano es complicado... hasta que no esta preparado no puede escuchar o ver la verdad, por que, como dice el dicho: no hay peor ciego que el que no quiere ver ni peor sordo que aquel que se niega a escuchar...
Felicitaciones por el post... evidentemente, tocaste fibras sensibles de muchas... que pretenden mirar hacia otro lado...
saludos... Majito

PS escuhaste alguna vez la historia de Ralph Lauren... el habla sobre elegancia, sobre el menos es mas, sobrelo q significa ser elegante y el, tuvo una crianza de lo mas humilde, anhelando un par de zapatos azules con su hermano, que estaban en un escaparate...
el contaba que era elegante, aun con sus pantalones baratos y sus camisas del ejercito de salvacion...

Anónimo dijo...

Aburridas son ustedes, que admiran a la esposa de un diplomático (sabían que hay mujeres que son ellas diplomáticas o embajadoras? sabían que se casan? sabían que son elegantes too?).
Please! Un cacho de cultura ahí!
Miren para adelante ustedes!! Que son las que miran "para otro lado"...
Verdades? Qué verdades? Imposiciones de la abuela, como ya dijeron.
Todo bien si quieren vivir más vacías que un tambor, pero no pretendan imponer al resto su propio vacío como "lo esperable de una mujer".
Muchas mujeres (elegantes, casadas y madres) han hecho algo más de su vida que ser coquetas.
A ver si se consiguen una vida con algo adentro... Mirá que coelho dice algo de eso, eh?!!
Saludos!
Paula.

Anónimo dijo...

Si te aburrió la ley, Casiopea B.A. (qué jugado es eso, por Dior!, si querés saber mi nombre, mi nombre es Cocó Chanel), espero de corazón que nunca la necesites. Porque si algún día vos, o alguien de tu familia, o una amiga la necesita, vas a necesitar a una mujer que además de preocuparse por cómo se ve, tenga los ovarios suficientes como para pelear por nuestros derechos. Porque mujer bonita es la que lucha, pichona, y estúpida es la que no puede apreciar ni agradecer esa belleza.

Anónimo dijo...

Yo compro ropa en Casiopea y me preocupo por ser linda y femenina. Pero eso no quita que este post y esta forma de ver a las mujeres me parezca denigrante y estúpida. Coincido con que "mujer bonita es la que lucha", y no precisamente, la que lucha contra los kilos de más, las arrugas o la panza, sino la que lucha contra su propia mediocridad y junto con las otras mujeres por vivir en una sociedad más justa en la que las mujeres no sean meros adornos.
Julieta

Anónimo dijo...

Ajajajaa! Please! El tupé de la mina que se peleaba con su cuerpo, su mente y su espejo para criticar a los otros comments!
Bué... dedíquense a la ropa, chicas... que les va bien. Para eso son muy buenas. No hagan feminismo porque están al horrrrno con papash!
Besos!
Chechi.
PS: Me mató cocó chanel! Jejeje!

Anónimo dijo...

Hola chicas, soy Moï, azafata de Aerolíneas Argentinas.
Me encanta su local y su blog, pero debo decirles que esta vez no coincido para nada.
Estoy de acuerdo con lo que les plantean más arriba: este tipo (estereotipo) de mujer hoy nos impone un standard de vida imposible de conjugar con la felicidad.
Hoy las mujeres tenemos vida propia, no somos simples "esposas" de.
Por suerte, mi trabajo me permite viajar por el mundo, codearme con élites y no élites (por suerte, son bastante aburridas las gentes de élite: hombres borrachos, mujeres infelices y anoréxicas disfrazados de etiqueta), conocer la moda de escaparate y la de la calle.
El comentario de la chica rubia, sorry, pero delata un problema serio con ella misma, hay mucho resentimiento social ahí! Sólo alguien muy poco conocedora cree que para ser elegante hay que ser millonaria... No hace falta ser Ralph Lauren para ello! (y, por cierto, es bastante grasa Ralph Lauren, si me dan a elegir, prefiero Hermës).
Y a ustedes, Carmen, se entiende que tu intención fue buena, pero explicame la diferencia entre una prostituta ordinaria y una de las mujeres que describís... yo no la veo clara! Ambas están produciéndose para atrapar hombres...
En fin, besos anyway, y divinas las ropas del día de la madre!!
No te preocupes que un mal paso lo da cualquiera!!
Moï.

"Tabano" Mosquera dijo...

La verdad me parece lamentable la publicación. Algunos varones estamos cambiando nuestra forma de pensar respecto a los mandatos que la cultura patriarcal ha establecido para mujeres y varones. Si a vos Casiopeia te pareció soporífera la ley a mi me resulta de una mediocridad supina e insoportable tus opiniones. Me parecen similares a los de algunas revistas " para la mujer de hoy" que no hacen más que reproducir estupideces para un estereotipo de mujer. Ahhh, no tengo problema en identificarme. Jorge Mosquera DNI 10.122.733

CASIOPEA B.A. dijo...

Me gusta, me gusta la polémica. Me gusta que comenten, si así no lo quisiera moderaría los comentarios y pondría solo los que comulgan con mis intereses y opiniones. Ojalá todos los que comentan hayan leído el post, a los que lo hicieron se los agradezco, aunque opinen contrariamente, y a los que se solo leyeron los comentarios y convirtieron esto en un teléfono descompuesto, ok también. No me voy a explayar en nada más por que no tiene sentido, agarró un rumbo inusitado por mi, pero no menos valioso. ¡Alegría!

Calliope dijo...

Según la leyenda más conocida, Cassiopea, también llamada Casiepea o Casíope, fue la esposa de Cefeo o Cepheus, rey de los Etíopes. De este matrimonio nació Andrómeda, quien fue conducida por sus padres al sacrificio para aplacar a un monstruo marino enviado por Poseidón con la intención de vengar la ofensa que Casiopea había inferido a las diosas del mar, al afirmar que era más hermosa que ellas. Definitivamente este "orgullo" o mejor, vanidad, fue la causa de todas sus desgracias. Casualidad?

Anónimo dijo...

Me parece de poco inteligente limitar la vida de Clarice Lispector a su roperito y toilette... Info, chichis!!
XXXX
Ani.

Anónimo dijo...

En la madrugada de 1966 la escritora durmió con un cigarrillo prendido, provocando un incendio que destruyó completamente su dormitorio. Con quemaduras en gran parte del cuerpo, pasó algunos meses en el hospital. Su mano derecha, muy afectada, casi tuvo que ser amputada por los médicos y jamás recuperó la movilidad de antes. El incidente repercutió profundamente en su estado de ánimo, y las cicatrices y marcas en el cuerpo le causaron frecuentes depresiones, a pesar del amparo de amigos. Entre el final de la década de 60 y principio de los años 70 publicó libros infantiles y algunas traducciones y adaptaciones de obras extranjeras, obteniendo un rampante reconocimiento e impartiendo charlas y conferencias en distintas universidades de Brasil.

Murió en Río de Janeiro el 9 de diciembre de 1977 a los 56 años, víctima de un cáncer de ovario, algunos meses después de publicarse su última novela La hora de la estrella.

Moira.

Anónimo dijo...

En la madrugada de 1966 la escritora durmió con un cigarrillo prendido, provocando un incendio que destruyó completamente su dormitorio. Con quemaduras en gran parte del cuerpo, pasó algunos meses en el hospital. Su mano derecha, muy afectada, casi tuvo que ser amputada por los médicos y jamás recuperó la movilidad de antes. El incidente repercutió profundamente en su estado de ánimo, y las cicatrices y marcas en el cuerpo le causaron frecuentes depresiones, a pesar del amparo de amigos. Entre el final de la década de 60 y principio de los años 70 publicó libros infantiles y algunas traducciones y adaptaciones de obras extranjeras, obteniendo un rampante reconocimiento e impartiendo charlas y conferencias en distintas universidades de Brasil.

Murió en Río de Janeiro el 9 de diciembre de 1977 a los 56 años, víctima de un cáncer de ovario, algunos meses después de publicarse su última novela La hora de la estrella.

Moira.