29/8/11

Cómo construir un buen armario sin gastar una fortuna. Parte II



Para aquellas que llegan al segundo capítulo les dejo acá la parte I --> http://bit.ly/re6jlZ 


Afrontando los gastos del nuevo guardarropas:


Para poder conseguir fondos para la ropa nueva, una idea fantástica es prepararte para vender todas aquellas prendas, que si bien te gustan, sabés en tu fuero más íntimo que nunca más las vas a usar. Por ejemplo, el vestido que usaste para el civil de tu hermana, o la cartera Prada que te trajo tu tía de Europa que por el modelo no te resulta cómoda. O ese jean al que soñaste ingresar, pero que te queda hiper apretado y por incómodo no usas jamás.




Bueno, la idea es armarte un buen lote de tu mejor ropa y pedirle a algunas amigas que que hagan lo mismo. Y se reúnen, ya a tomar el té o a comer en alguna casa y realizan el intercambio. 
Si se mantiene una alta calidad en la ropa, todas terminan beneficiándose y van a su vez haciéndose de "ladrillos" para la construcción del armario sin gastar un centavo.


También comprar fuera de temporada, combinando distintas marcas y locales y resistiendo todo lo que no se adapte al plan del nuevo armario, en términos de corte, color, o utilidad, es una buena manera de dirigir mejor el gasto.


Otro recurso de gran ahorro al momento de comprar ropa es saber lo se ve mejor y es barato, aquello que no nos compromete. Por ejemplo puede ser que en un outlet de alguna marca consigas unas plataformas por $200, o un pañuelo de seda divino $50 o una pollera de jean de marca por la que pagues $100 en un sample sale. O sea, 3 piezas por $350, pero, tal vez es preferible gastar el mismo importe en una estupenda chaqueta de Zara, con el conocimiento de que esta nos permite armar unos 20 equipos con las prendas que tenemos en el placard y que encima tiene la posibilidad de perdurar a través de las estaciones.


Analizando. Editando. Planeando


Todos gerundios para comenzar con el proceso del armado del guardarropas chiconomy


Comencemos...
Una noche tranquila, que te quedes en casa, poné todas las prendas de tu ropero que usas constantemente. Luego, tratá de encontrar la manera de construir un puente entre, esas prendas que adorás (pero que no usas nunca) y las favoritas (prendas que de tanto usar se empiezan a ver deslucidas), haciendo esto vas a descubrir si tu placard está demasiado cargado en ropa casual, pero está casi extinta tu ropa de trabajo o para salir. 
Entonces vas a descubrir que debes invertir en prendas que te sirvan para los dos menesteres, por ejemplo un LBD (little black dress) un vestidito negro, sencillo, de buena calidad y línea sentadora, ni muy escotado, ni muy corto, ni muy largo; que se lleva bien con un cardigan en contraste y unas chatitas, o con una campera de cuero y unas plataformas o con botas de goma y un regio trench.  


Tal vez son simples adquisiciones que te permiten acortar los puentes entre los equipos.


Comprar lo más sentador 


"Personal style is accepting who you are"


Hay una cuestión a tener en cuenta, y es que las marcas, tienen molderías para cierto tipo de cuerpos. Algunas son más permisivas en las partes de abajo (pantalones, polleras, etc.), y hay marcas en las que conviene comprar su sweaters, sacos o partes de arriba y en otras un determinado tipo de corte de jean porque es el que mejor nos queda. 


Lo bueno de reconocer esto es no perder ni tiempo, ni plata en molderías que no nos sientan. Me parece buenísimo reconocer que nuestro cuerpo es cambiante, y que por eso, la idea de ir y comprar todo de la misma marca de un saque, es bastante difícil de llevar a cabo (aparte de medio aburrido). 
Con el concepto chiconomy lo que se intenta es ahorrar dinero, pero también tiempo, especialmente cuando se trata del tiempo en vestirnos.


El sistema


En un armario sólido siempre tiene que haber algunos equipos que resulten "a prueba de fallas", como ser: un equipo para ir a una entrevista de trabajo, un par de outfits para situaciones límite (solicitud de un préstamo en un banco, conocer a la suegra, una primera cita), dos vestidos de noche y cinco equipos completos de oficina.
(No está incluida la ropa de tiempo libre, por que la mayoría de nosotros tenemos ropa informal).
Esto que parece un montón de ropa, de hecho podría ser tan sencillo como:
(puse varias opciones de cada cosa, teniendo en cuenta diferentes edades y gustos)
Un traje: es decir, un blazer con un pantalón o pollera sastre  
un sweater/cardigan de buena calidad como ser cashemere/angora de color 
una camisa o blusa de seda
dos polleras: una pollera tejida y una pollera línea A
un vestidito negro L.B.D.
un vestido de día 
un buen par de botas
un par de tacos (stilettos, sandalias)
un par de chatitas tipo ballerinas.
un jean elegante ( o sea, prolijo)
una remera de manga larga de excelente calidad
Entonces, partiendo de esta base podés armarte los outfits para 7 días (y siete noches):
Lunes:
Trabajo: Traje / camisa de seda / botas
Y para la noche: Jean / camisa de seda / botas    
Martes:
Trabajo: Vestido de algodón / chatitas / blazer
Para salir: vestido envolvente / cardigan / botas


Miércoles:
Trabajo: LBD (vestidito negro) / blazer / tacos
Para salir: LBD / cardigan / botas 
Jueves:
Trabajo: Remera de algodón / pollera línea A / botas
Para salir:  Cardigan / pollera línea A / ballerinas
Viernes:
Trabajo: Pollera / blusa de seda / tacos
Para salir: Jeans / blusa de seda / botas


Sábado:  pollera tejida / cardigan / botas
Domingo: jean / remera de manga larga / blazer / chatitas
Hay una generosa lista de ropa acá, pero se puede trabajar con el mismo sistema pero con menos prendas, especialmente en verano. 
Usando diferentes alturas en los tacos y plataformas, se puede alterar la proporción de un vestido o la formalidad de un jean. Y se puede optar por un blazer más canchero que serio, que puede ser tipo smoking de corte impecable y que mezclado con un vestido de día vuelve el equipo más descontracturado.
Hay más de una opción de pollera por que la cadera y la cintura son las partes del cuerpo que más fluctúan con los cambios de peso.
Aún si la base de tu armario es de tonos neutrales, está bueno tener una cartera o bolso llamativo, un sweater o una bufanda o pañuelo que te sirva para realzar cualquier outfit.
Para sacudir tus sentidos imaginá estás combinaciones:
- rosa fuerte/azul marino
- amarillo limón/chocolate
- aguamarina/beige
- naranja fuerte/negro
- azul eléctrico/blanco
- violeta/gris pálido.
No hace falta demasiado color, es solo una guía que ayude a que tus equipos se vean más sofisticados y personales.

Espero que les sirva, hasta la próxima.






























6 comentarios:

Agost dijo...

cuánto tiempo te llevó hacer este post? buenísimo

Anónimo dijo...

Idola !!!!!!! me copan tus ideas.
Sos re grosa !!! que bueno conocerte mosquette

Anónimo dijo...

Ecxelente!!! :)

Solcito dijo...

Genial, genial. Me saco el sombrero. Chiconomy es un concepto super necesario, y dominarlo requiere practica y conocimiento del propio cuerpo, pero tengo fe que lo voy a poder lograr!

Besote y te cuento que la cartera que me compró mi madre fue un exito, desde que la saqué a la calle no paran de elogiármela :)

Anónimo dijo...

Excelente

Felicitaciones!

Paula dijo...

ya lo dijeron, pero me parecio muy bueno este post!cada entrega supera a la anterior!