24/4/12

El día del NO.

No voy a mentir, me inspiré en un artículo de un blog que, generosamente, una amiga compartió conmigo. Pero me pareció tan tal cual que lo quise poner con mis propias palabras y ofrecer yo mi propuesta.

El NO outfit. (Sí, así se llama).

Estás parada frente tu ropero/vestidor, y se te produce una sensación extraña, nada agradable. A veces estas cosas suceden, que pasa algo muy malo. Esto es, que algo en tu manera de ver las cosas ese día hace que todo te parezca un bajón. Aburrido.

Entonces mirás de arriba a abajo tu ropa y nada te cierra, todo se ve feo, viejo, ajado, deslucido, cuatro talles más chico. Odiás toda la ropa. No sé si esto que pasa sucede por que se da algún fenómeno del tipo astronómico, ponele, que Saturno está alineado con el sol o que hay luna llena, o simplemente es que te está por venir, pero ese día pareciera que el universo se pone en tu contra. ¿Estoy loca, o esto sucede en general una vez al mes? Bueno, eso, es el día del «No ánimo».

Para esto está bueno tener a mano, a modo de botiquín de primeros auxilios, una reunión de prendas para tener siempre a mano para cuando este día llega.

Pensá esto, cada vez que odiás tu ropero, en realidad lo que odiás es tu cara. Peeeero, si tenés alguna de estas cosas que te propongo, tal vez lo efrentes más preparada, lo importante es que este p*to día finalmente concluya, y al día siguiente el ánimo, seguramente, se haya renovado para poder usar lo que se te da la gana, y te vuelva la fluidez de siempre para mezclar la ropa con gracia.

Un buen sweater es una buena opción, y si tiene un lindo color, te ilumina y levanta. Sí, un lindo y suave sweater es una buena idea.



Sweater suave (Dolores Reynal para Casiopea).

 o un sweater con onda (Dolores Reynal).


                                              O... un sweater tipo capa o poncho con el que casi no uses nada abajo y
                                              busques valerte de la sensación de abrazo (que contiene, pero no aprieta)
                                              que este te proponga. Tus emociones lo andan necesitando. Creo que es
                                              terapéutico.

 Una buena chaqueta, puede ser una parka militar, que te cubra de onda y ya. (María Cher)

                                                                                         O un blazer de esos que arreglan cualquier
                                                                                         atuendo. Si no tenés uno de estos, no sé qué
                                                                                         esperando para adquirir uno. Te va a salvar
                                                                                         mil veces.
                                                                                         (Vitamina).

Después de esto, te recomiendo que uses cualquier prenda que te produzca buenas sensaciones (tu jean favorito, o tus calzas más sentadoras). Y también, que pienses en aceptar la vulnerabilidad de estos días y no la resistas, tal vez sea la única manera de lograr la estabilidad de nuevo.


Bueno, ya sabés, esos días del «NO a todo» existen para todas, no estás sola, date algún que otro gusto, y seguí adelante con tu vida que ya se pasa.

Besos.

Carmen.

Gracias, Sophie Orlowski all my l♥ve for you

                                                                                           

1 comentario:

El Diario del Traje dijo...

Nos encanta la idea de Amar nuestro look (cualquier sea èste) Muy buenas propuestas: por el Botiquín Fashion, para esos días que tenenos "el corazón con agujeritos"

Por la moda, salud!
http://www.eldiariodeltraje.com.ar