21/3/12

El otoño llegó.

El otoño es una época gloriosa. El sol aquieta su mirada intensa para empezar a acariciarnos más gentilmente.

El otoño es calmo, es disciplinado; ni alborotado como la primavera, ni feroz como el invierno, ni intenso como el verano.

Es un época para salir a caminar y ver los nuevos colores, que no son tan vibrantes, pero dan paz. Es una época para comer al aire libre, para dormir siesta. O para leer tiradas en un sillón con una manta en las piernas.

Para vestirnos, el otoño es, por lejos, la mejor estación. Todo se luce, se usan muchas prendas y casi todas se ven, no como en invierno que el tapado nos tapa todo.

Blazer, sacos de lana, sweaters, camisas, jeans, faldas largas (y cortas), pañuelos, collares, pulseras, sombreros, anteojos; mucha ropa.

Podemos usar un camisa y que esta asome debajo del blazer, y que también se luzca un collar (o un buen par de aros); con un pantalón o una falda sin medias, o con medias. Y cualquier zapato, o botas.
Si arremangamos el blazer, puede que también se vean varias pulseras. Y cobran protagonismo los pañuelos, que ayudan a cuidar la garganta cuando refresca a la tarde.

Disfrutemos el otoño y lo que propone.

Besos,

Carmen.




1 comentario:

Jimena dijo...

Quiero la pollera, cuanto sale? gracias